domingo, 1 de marzo de 2015

Preparaciones de boda

1 comentario:
 
Quedan exactamente 26 días para que Yara vuelva a casa (últimamente no escribo sobre ella o sobre que tal llevamos su ausencia)
Y nos reúne las bodas de plata de mis padres.
Por cierto, la preparación de dicha fiesta nos está trayendo locas las cabezas, pero es todo un placer.

Ella hace su parte desde Irlanda, yo hago lo que puedo sin ella con ayuda de duendecillos que están compartiendo parte de nuestra responsabilidad. Porque aunque ya me he hecho a la idea de su ausencia, no puedo evitar las ganas de compartirlo todo con ella. No sólo por ser mi hermana, el vínculo que nos une va más allá de la sangre, se crea con el carácter, el deseo de la compañía del otro, la vivencias que nos unen...

Por eso mismo le estoy agradecida a los dioses de las tecnologías por ayudarnos a estar en contacto a pesar de los 1.478,95 kilómetros que nos separan.
Ya quedan menos días para volver a verla recién levantada de la cama (es super graciosa) ponerla de nuevo de los nervios cuando le doy por saco, discutir, charlar cara a cara....
Las bodas de plata de mis padres es un buen motivo y una buena excusa, una celebración que vamos hacer divertida y que exprimiremos al máximo para pasárnoslo bien.
Aún queda mucho por preparar, muchas cosas que finalizar y no puedo contar nada en esta entrada, pero os prometo lobos y lobas, brujos y brujas, que publicaré una cuando pase la fiesta para contaros que se hizo, que salió bien y que salió medio regular (porque habrá de todo, como en todos los sitios)

Y ahora me despido amigos y amigas, volveré, como en las películas de miedo y traeré conmigo nueva información y más historias. Mientras tanto disfrutar mi ausencia

1 comentario:

  1. Bien boda,bien Yara ,vamos que este mes es un no parar.

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff