lunes, 29 de diciembre de 2014

Tradiciones locas y divertidas

2 comentarios:
 
Hola, hola!!!!

Cuanto tiempo sin pasarme por aquí, brujos y brujas, lobos y lobas, pero es que no he tenido mucho tiempo: que si el burger, que si las fiestas, que si, que si.... Si, soy especialista en crear excusas, pero esta es muy, muy cierta ¡pero he vuelto por navidad! Y con motivo de las fiestas y la muy cercana entrada a un nuevo año vengo a contaros ciertas tradiciones que hago y hacemos en mi familia a lo largo de los meses.

¿Empiezo por la navidad? Si, por supuesto.


  • El día 25 comenzamos con la quedada para cenar, pero antes de llenarnos el buche y casi reventar de tanta comida como hacen mis tías, mi madre y mi abuela, nos salimos a la calle y nos echamos nieve de mentira unos a otros. No penséis que es algo gracioso e inofensivo, o que sólo se hace los años en los que nieva (en mi pueblo apenas ocurre) compramos botes de espuma blanca y como si fuera el fin del mundo, abrimos una guerra unos contra otros. A veces vamos por libre como mercenarios, otras, nos unimos para derrotar a los más cabrones de mis primos. 
Sólo hay una norma: No echarse espuma en la cara y en los ojos, y como os podéis imaginar...nunca, nunca se cumple.


  • Esa misma noche, tras la cena y el postre, llega la tarta de la cumpleañera, mi tía Nati nació el 26 de diciembre (muy acertada la niña) se abren regalos, comemos tarta y después......JUGAMOS AL BURRO. Si, lo sé, parece una gilipollez, pero aventurarse a jugar con la baraja en mi casa es tener que enfrentarte a marrulleros, tramposos y pillos. Eso de mirar las cartas del compañero y por debajo de la mesa darnos las que nos faltan para cantar "borrico" nos encanta, y quién llegue el último ya sabe lo que toca.
Después nos entretenemos con las películas y cualquier otro juego de mesa.

  • Y para terminar la noche, vamos a casa de la cumpleañera, hacemos equipos y nos picamos jugando al "party". Rematamos la jornada comiendo chocolate con bizcochos y para la cama, que ya hay sueño.

  • Para el día 31 tampoco falta tradición. Eso sí, la nuestra va aparte de la monería de las uvas, porque....mi prima, mi hermana y yo, una hora antes de las famosas campanadas, nos tomamos las "12 patatas de la suerte". Y suerte nos han tenido que traer porque este año ha sido sorprendente. A las 11 en punto las patatas están cortadas, las cámaras están listas y mi madre esta preparada para hacer sonar la copa como si estuviéramos en la puerta del sol. 
Imaginar si queréis el proceso y el producto final....y por mucho que lo intentéis nunca os haréis una idea de lo guarrismas que somos y como acabamos. Pero es muy divertido


Tenemos más tradiciones curiosas, peculiares y que llevamos disfrutando desde hace años. En San Juan, por ejemplo, vamos al río, nos pegamos un baño, salpicamos a las que tienen frío y quemamos tres deseos después de saltar tres veces una hoguera, o un fuego pequeño en un cazo (por esas fechas en mi tierra nos prohíben hacer fuego. Sí, queda triste vernos saltar de esa forma, pero quién no se conforma es porque no quiere jejeje)


  • En agosto, la lluvia de estrellas es sagrada para nosotros. La hemos visto en días nublados, con la luna llena y en noches despejadas. Desde los molinos, en mitad de un camino echadas en mantas, comidas por mosquitos en el río...de mil formas y en mil lugares, pero siempre es muy satisfactorio.



  • Y por último, la más reciente (creo que no se me olvida ninguna tradición más) celebrar la fiestas de Samhain. Cenita terrorífica, disfraces y juegos. Con lo de terrorífica me refiero a que intentamos hacer comidas extrañas y que tengas formas que nos recuerden a halloween. 
¿¿Y vosotros tenéis alguna tradición divertida??

Por cierto, amigos, tengo historias en mente, he vuelto a escribir, espero dar noticias pronto....espero jejeje. 
Mordiscos y besos

2 comentarios:

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff